Un cuento para aprender a decir “por favor” y mis razones para no recomendarlo.

Uno de mis principios cuando colaboro con alguna marca, hago algún post colaborativo o recomiendo algún producto, es que mis valores han de ir en consonancia lo que escribo. Jamás recomendaré algún producto que yo no utilizaría o algo en lo que no creo. Y si tengo que dar mi opinión lo haré, siendo 100% sincera. Y me temo que este es un post en el que voy a serlo, a pesar que a las autoras del libro no creo que les guste mucho mi opinión.

Esta semana, gracias a boolino os traigo la reseña de un nuevo libro Lucía y Valentín aprender a decir por favor.  Su autoras son Mireia Augé y Lidia Oliveras.

El libro pertenece a la colección Buenas Maneras, de la editorial  Mediterránia, la cual incluye títulos como.

  • Lucia y Valentín aprender a estar en silencio
  • Lucía y Valentía aprenden a decir perdón
  • Lucía y Valentín aprenden a no decir malas palabras
  • Lucía y Valentín aprenden a no hacer bulling
  • Lucía y Valentín aprenden a decir Felicidades.

La colección tiene el objetivo de enseñar a los más pequeños que la cortesía es necesaria para la buena convivencia, y que implica respeto, amabilidad y tolerancia hacia los demás.

La historia…

La mamá de Valentín va a hacer la compra al mercado. Valentín y su amiga Lucía serán los encargados de colaborar con ella en la tarea.

 A lo largo de su recorrido por el mercado, se les van planteando diferentes situaciones en las que tendrán que tendrán que pedir bananas, una barra de pan, un kilo de pescado…”Por Favor”. 

Lucía y Valentín piden las cosas en la pescadería, la carnicería, la panadería… pero Valentín se da cuenta de un detalle. Las vendedoras no le responden de la misma forma que a Valentina. A ella le responden amablemente y le responden con piropos como guapísima, educada, princesa….

¿Por qué será?

Valentina pide las cosas, no solo con respecto y amabilidad como él creía que había que hacer. Si no que también las pide “por favor”.  Así que…

Frente al Quiosco de diarios, Valentín pregunta al vendedor si puede darle un periódico “Por favor”, a lo que le responden con un Muuuuáaa de campeón

Y así es como Valentín aprende que hay que pedir las cosas “Por Favor”.

Guía didáctica para madres y padres

El libro finaliza con una guía didáctica para padres y madres en la que se dan una serie de consejos y orientaciones para trabajar el cuento y enseñar “buenos modales” a los niños y niñas.

Mi opinión sobre el cuento

Ser respetuosos y amables con los demás es fundamental si queremos que a nosotros también nos respeten. Es una norma de cortesía que contribuye a crear espacios y entornos más respetuosos.

Como madres y padres, queremos que nuestros hijos, el día de mañana, sean amables con los demás,  que empaticen con la otra persona, que sean capaces de identificar sus necesidades, y que sean personas cívicas y respetuosas con ellos mismos y con los demás.

No dudo que transmitir esta idea, es el cometido de las autoras con este cuento.

Además los cuentos son una excelente herramienta para trasmitir valores y mostrar personajes cercanos con los que los niños puedan sentirse identificados.

Pero mi opinión personal es que este cuento en cuestión, no es una buena elección, o al menos yo, no se lo leería a mi hija. Y no lo haría por una serie de razones.

Se basa en métodos conductistas de castigos y recompensas.

Pedir las cosas por favor, dar las gracias, pedir disculpas… son valores y normas sociales de cortesía, que o se interiorizan, o si no salen de la persona, no tienen ningún sentido. Cuando su uso está mediado por la existencia o no de una recompensa externa (castigo, premio, sonrisa, una piruleta… ) el niño o niña no está interiorizando su valor. Está actuando para conseguir- evitar esa recompensa. No porque realmente aprenda que dar las gracias, pedir disculpas cuando nos equivocamos es una norma social de cortesía y respeto hacia el otro. Y eso, podemos llamarlo como queramos, pero es manipulación. Nuestra atención y cariño hacia el niño, jamás debería estar condicionado a su comportamiento.

En el libro se hace uso del elogio,  cuando la forma de pedir las cosas es la que el adulto desea, o del castigo, en forma de rechazo y malas contestaciones,  como forma de lograr que los niños pidan las cosas por favor. Si nuestra intención es que aprendan el verdadero valor de pedir las cosas por favor,  dando un premio (beso) o un castigo (te respondo mal) no lo estamos logrando en absoluto.

En las situaciones que se plantean en el cuento, Valentín pide las cosas por favor para lograr el reconocimiento del adulto, no porque  haya interiorizado el valor social del “por favor”. Su conducta está siendo reforzada por algo externo y no por algo intrínseco.  A corto plazo puede que logremos nuestro objetivo. Como vemos en el cuento, finalmente Valentín pide las cosas por favor, pero lo hace para lograr el reconocimiento adulto.

¿Qué pasará cuando desaparezca la recompensa social?. Pedir las cosas por favor para dejarán de tener sentido, porque no ha interiorizado su verdadero valor. Los niños dicen “POR FAVOR”  Únicamente para obtener el premio o evitar el castigo.

Además utiliza halagos muy poco naturales. La forma de dirigirse a los niños es muy forzada, entiendo que para enfatizar la conducta deseada, pero los niños no son tontos. Y resulta muy poco creíbles.

 No tiene en cuenta el ritmo evolutivo de los niños.

Una de las recomendaciones que se dan en la guía didáctica para padres, es que hay que ayudar a los niños a comprender que es lo que esperamos de ellos cuando están en sociedad. Creo que lo único que deberíamos esperar de los niños es que se comporten como niños, y no pedirle cosas que quizás por una cuestión madurativa aún no están preparados para hacer. Eso implica que a veces se olvidarán de dar las gracias, saludar o pedir las cosas por favor… porque están APRENDIENDO.

En el libro recomiendan que no hay que gritarles, ni hacerles pasar vergüenza, pero que con palabras llenas de amor y ternura hay que decirles cómo han de comportarse en cada situación. Creo que de forma edulcorada o no, implica ejercer control sobre la conducta de los niños y de dejarles claro quién manda. Una vez más los niños aprenderán a “portarse bien” para evitar el enfado de papá o mamá o el castigo, no porque interioricen el valor en cuestión. Eso lo lograrán con el tiempo y con nuestro ejemplo.

Ignora y reprime las emociones de los niños.

Otra de las recomendaciones para  los padres es que las rabietas han de ser ignoradas, para que no vuelvan a producirse. Eso sí, hay que hacerlo con ternura y buen humor. Con esta indicación me sobra y basta para no recomendar el cuento.  El tema rabietas da para hablar largo y tendido y no es el momento ni el post adecuado. Pero ignorar el berrinche NO es la forma más eficaz de evitar que un comportamiento se vuelva a producir. Quizás la más rápida, la más cómoda para el adulto, la más inmediata en cuanto a resultado. Pero NO la más respetuosa con el niño. Y por supuesto, no la más sana. Porque lo único que logramos ignorando una rabieta, es obviar las necesidades del niño, no indagar en el porqué de su conducta, transmitirle la idea de que no nos importa lo que siete y que su rabia no es legítima.

Es  un cuento que transmite estereotipos sexista.

Hace poco ha sido el día Internacional de la Mujer. Escribí un artículo  en el que hablaba de nuestro papel como madres y padres en la igualdad de género y sobre la importancia de transmitir valores igualitarios a nuestros peques. De ahí la necesidad de seleccionar bien las películas, los cuentos que les leemos. Es fundamental para erradicar la transmisión de estereotipos sexistas.

No deberíamos leer a nuestros hijos cuentos en los que las niñas sean dulces, educadas, guapas, tratadas con delicadeza y los niños sean campeones y tratados con rudeza. Y mi parecer, este cuento lo hace.

Pero no todo es negativo…

Las ilustraciones del cuento son de Ángel Sauret y son muy coloridas y divertidas. Me han gustado mucho.

Además hay un consejo para padres con el que sí estoy de acuerdo: la importancia del ejemplo.  Los niños y niñas aprenden por imitación. Si nuestros ejemplos son positivos, nos ven dar las gracias, pedir las cosas por favor, saludar, agradecer, disculparnos… ellos lo harán igual. Y lo mejor, lo harán sin que necesitemos recurrir al chantaje, a los premios, a los castigos y  sin obligarles. Cuando verdaderamente estén preparados, cuando su desarrollo evolutivo les permita empatizar con el otro y comprender las normas de cortesía, tal y como las entendemos los adultos, lo harán si nos ven hacerlo.

Hay una frase que creo resume lo que digo a la perfección.

“La palabra convence, el ejemplo arrastra.  No te preocupes porque tus hijos no te escuchan, te observan todo el día”

Madre Teresa de Calcuta.

Así que si quieres que tu hijo aprenda a pedir las cosas por favor… empieza por hacerlo tú!

Es un libro que no me ha gustado y que no recomendaría. Es mi opinión, y estaré encantada de escuchar la vuestra, si lo habéis leído!

Si quereis más información sobre él podéis encontrarla en el siguiente enlace!

http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/lucia-y-valentin-aprenden-a-decir-por-favor/

Gracias por estar ahí!

Ana Isa ❤

Anuncios

5 comentarios en “Un cuento para aprender a decir “por favor” y mis razones para no recomendarlo.

  1. Me ha gustado como lo has expuesto porque aunque no gusta una parte del libro, no lo estás destrozando. Yo tampoco estoy de acuerdo con los castigos y recompensas y no quiero que hagan las cosas por miedo al castigo o por el regalito, las han de hacer porque es lo normal. Igualmente coincido en los tiempos de crecimiento, me pone mala ver como riñen a mi hijo si un dia olvida dar los buenos dias o pedir por favor las cosas. Con 4 años, hay veces que se l olvida, es lo normal, están aprendiendo. Muy buen analisis!

    Le gusta a 1 persona

  2. Una reseña muy completa, me dejas sin palabras y sobre todo me doy cuenta de lo importante que es tener siempre una visión analítica y critica (en lo positivo y en lo negativo) de todo aquello que vaya a pasar por las manos de nuestros hijos
    Un saludo!!

    Le gusta a 1 persona

Si te ha gustado la entrada anímate a comentar!! :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s