Celebremos la maternidad, pero no la que nos venden

Hoy todos celebramos la maternidad. Y sería precioso poder hacerlo no solo hoy, sino cada día porque es el origen de la vida, la expresión del amor más puro, el futuro de la humanidad. Convertirse en madre es la experiencia más transcendental y maravillosa que puede ocurrirte en la vida. Es inexplicable. Tu cuerpo cambia. Tu cerebro se reordena. Tus hormonas de ponen al servicio del bebé. El parto te hace conocer la leona que llevas dentro, te lleva a las profundidades más desconocidas de tu cuerpo, por las que jamás habías transitado. La primera mirada con tu bebé te embauca, te emborracha de oxitocina, te hace subir al cielo…no comprendo como algo tan mágico, tan maravilloso puede estar tan descuidado por la sociedad. 

anam1

Pero hoy no celebramos esa maternidad. Celebramos una maternidad que llena los escaparates de publicidad consumista. Yo no quiero celebrar esta maternidad. Porque la sociedad que hoy se encarga de hacerlo con rosas y bombones, es la misma que se encarga de ocultarla y de invisibilizarla.

Es la misma que no respeta el cuerpo de la mujer, la que lo mutila, lo maltrata y lo usa como objeto.

Es la misma que minimiza la fuerza de la mujer que gesta una vida. Infantilizandola, asustandola, restandole poder, quitándole su voz.

Es la misma que llena de sombras el momento del nacimiento. Robando el momento más mágico de la vida, abriendo heridas que jamás se cerraran.

Es la misma que oculta el poder de alimentar con el cuerpo, restando confianza, sembrando dudas.

Es la misma que se encarga de separar a la madre y al bebé por su propio bien. Por miedo a malcriar, a dar demasiado amor, a malacostumbrar.

Es la misma que engaña a la mujer con una falsa liberación que la obliga a romper el vínculo que aún le une a su bebe, con tan solo 16 semanas.

Es la misma que no cuida a las madres, que las aisla, las hace criar solas, sin tribu, sin apoyos, sin referentes.

Es la misma que no respeta a los hijos. Que los machaca, los castiga, los ignora, los manipula para que dejen de molestar.

Yo no quiero celebrar una maternidad que hoy regala rosas y bombones. Quiero celebrar una maternidad que  nos permita ser madres todos los días, que valore lo que hacemos, que nos deje ser madres presentes, con capacidad de contacto, que nos haga sentirnos una tribu poderosa, que visibilice nuestras crianzas, que nos respete, que nos empodere, que nos haga sentir Diosas, pero sobre todo que respete lo más preciado de ella: nuestras crías. Esa es la maternidad que tenemos que reivindicar que visibilizar y que celebrar.

Felicidades a todas las madres. Creeros el poder que tenéis y celebrar y reivindicar vuestra maternidad no solo hoy, no solo con rosas y bombones.

Abrazos Amorosos

firma

Anuncios

2 comentarios en “Celebremos la maternidad, pero no la que nos venden

Si te ha gustado la entrada anímate a comentar!! :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s