3º Clase educación maternal: llegada al hospital, protocolos, epidural y otras alternativas.

Buenos días de viernes!! Como estáis?? Yo ya más relajadita. Estoy siguiendo las indicaciones del gine al pie de la letra,haciendo más tranquilidad, levantándome más tarde, comiendo más proteínas, durmiendo mis siestitas… vaya todo un lujo. Todo sea porque Valeria nos engorde un poquito. Y si… como os imagináis ya estoy de baja y espero poder disfrutar de mis últimos meses de embarazo!

Se que voy un poco retrasada contandoros como van mis clases de educación maternal, prometo iros poniendo al día poco a poco. En los anteriores post os hablé de la primera clase, que fue básicamente una presentación de los temas que íbamos a trabajar. Ya en la segunda clase nos adentramos en las contracciones y en cómo saber que estamos de parto.

En esta tercera clase “nos fuimos al hospital“, o más bien el hospital vino a nuestras clases en forma de fotografías.

3º clase educacion maternal

Supongo que cada hospital es un mundo y depende de dónde nos encontremos los protocolos serán unos u otros. Pero sea donde sea, creo que es importante conocer de antemano el lugar en el que vamos a dar a luz, y no hablo solo de las instalaciones en sí, sino a los protocolos que se siguen. Conocer el hospital nos aportará seguridad y saber de antemano lo que vamos a encontrarnos ese día, en el que los nervios están a flor de piel y tenemos otras cosas más importantes a las que atender. A mi sobre todo me ha servido para conocer las diferentes prácticas y opciones que existen, de cara a elaborar mi plan de parto (que ya casi casi lo tengo). Ahora simplemente me voy a limitar a describiros cada uno de los protocolos e instalaciones sin entrar en valoraciones personal. Más adelante, cuando hable de mi plan de parto os contaré lo que opino, lo que quiero y lo que no.

En el hospital en el que voy a dar a luz, si llegas de parto, directamente entras por urgencias. Mientras tu acompañante se queda realizando el ingreso, a ti te llevan en una sillita de ruedas directa al paritorio donde encontraremos diferentes salas. Lo único que tenemos que llevar encima es toda la documentación del embarazo, unas zapatillas, calcetines (para que nos se nos enfríen los pies, un abanico para posibles calores y vaselina, ya que los labios tienden a resecarse). Ya en el paritorio, la primera sala que visitaremos será la de reconocimiento, en la que nos rellenarán nuestro historial, nos darán el súper sexy pijama, nos podrán una vía y nos harán el primer tacto para saber como va la dilatación. Este es el momento en el que conoceremos a la matrona que nos acompañará durante el parto. (Tienen turnos de 24h para que te atienda siempre la misma persona). A todo esto, nuestro acompañante sigue realizando el ingreso. Si el parto ha comenzado, nos pasarán a una de las salas de dilatación que hay, donde nos reuniremos con nuestro acompañante y al que le darán la ropa que nos hemos quitado. La sala de dilatación es una sala similar a las habitaciones del hospital, podremos estar solas o con alguna mamá más, dependerá de los partos que haya. En ellas nos monitorizarán para controlar el latido del bebé y el progreso de las contracciones. En el caso que decidamos ponernos epidural, tenemos otra sala específica para ello. Cuando estemos de unos 3-4 cm, nos pasarán a ella para aplicar la técnica. En el caso que no la queramos, tenemos alternativas como las pelotas de pilates o la ducha. Según vaya avanzado la dilatación nos irán haciendo exploraciones para saber los centímetros que llevamos dilatados. Cuando estemos a puntito de caramelo, podremos realizar el expulsivo en la misma sala de dilatación o bien nos trasladarán a la sala de paritorio. Aquí he de deciros que esta sala me llamó la atención. Me la imaginaba como un quirófano, pero es una habitación normal, con un sillón para dar a luz y una cuna térmica para el bebé. Una vez el bebé ya ha nacido y si todo va bien, de inmediato nos lo pondrán encima para hacer piel con piel, al ratito se lo llevarán para hacerle las pertinentes pruebas. A continuación pasaremos a la sala de puerperio o reanimación, en la que estaremos aproximadamente dos horas, hasta que subamos a la habitación que nos han asignado. En la sala de puerperio, es el momento de iniciar la lactancia y de ver a los familiares que nos estará esperando fuera. En el caso de que el parto sea por cesárea, el bebé hará piel con piel con el papá mientras nosotras estamos las dos horas en la sala de reanimación. Pasado el tiempo nos subirán a la habitación y nos reuniremos con nuestro bebé y el papá.

En el caso de que haya sido un parto vaginal y todo vaya bien, estaremos tres días ingresadas. En el caso de que el parto haya sido cesárea, estaremos cinco.

¿Que fácil parece todo verdad?

A muy muy groso modo este va a ser nuestro viaje turístico por las diferentes salas del hospital. A lo largo de este recorrido pueden verse de manera implícita cuales son los protocolos del hospital. Con algunos estoy de acuerdo, con otros no… pero eso ya os los explico cuando hable la próxima semana de mi plan de parto.

Vosotras, ¿conocéis el hospital en el que vais a dar a luz? ¿Os hablaron de los protocolos en las clases de maternidad? ¿existe algún otro protocolo diferente en vuestro hospital?

Abrazos amorosos.

firma

Anuncios

2 comentarios en “3º Clase educación maternal: llegada al hospital, protocolos, epidural y otras alternativas.

  1. Hola, te leo desde hace poquito y me gusta mucho tu blog. También estoy embarazada, de 35 semanitas. El protocolo del hospital que quiero dar a luz es idéntico al tuyo. El mío es público, aunque me he informado que no tienen uci pediatrica, si unidad de neonatos. Tengo la opción de dar a luz en el privado con mi ginecólogo también pero cuando hice la visita guiada al público me gusto muchísimo. Yo no he elaborado plan de parto porque no quiero frustrarme si la cosa no va como yo esperaba.. La matrona que nos enseñó el hospital nos lo dijo, que no nos cerráramos en un plan exacto porque después cada mujer es un mundo. Prefiero que sobre la marcha me vayan diciendo que es lo mejor para mí y el bebe y confiar, siempre intentando que sea lo más natural posible. Uf que yuyu me da pensar en ese momento!😩Jeje.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Vanesa!! Antes de nada, mil gracias por leerme. Me alegra mucho que te guste mi blog!! Sabes?? Yo era de las que pensaba que había ciertas cosas que no quería bajo ningún concepto en mi parto: epidural, episiotomía, cesarea…y llevaba ideas muy cerradas de como quería ser mi parto. De repente me di cuenta que no podía tener esa forma de pensar, porque como bien dices, nunca sabes como puede desarrollarse y luego si las cosas no salen como esperas puedes pasarlo mal. Pero también creo que el hecho de que puedan pasar mil cosas no quita que no llevemos la información y un plan de parto con lo que deseamos y lo que no. Un plan de parto no es algo cerrado, simplemente son nuestros deseos comunicados al equipo médico que nos acompaña. Hacerlo antes implica que has pensado sobre cada una de las prácticas y llegado el momento sabrás tomar una decisión correcta e informada. Y será la mejor de las decisiones tomadas, pues lo habrás hecho de una manera consciente y no las viviras como un fracaso o frustración. Lo importante es que llevemos las ideas claras y que en cada momento tomemos las decisiones de una manera informada, pero sobre todo que nosotras y nuestros bebes seamos las protagonistas.
      Mucho ánimo y confianza que ya no te queda nada para ver a tu bebe!!Un abrazo

      Me gusta

Si te ha gustado la entrada anímate a comentar!! :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s