10 pruebas médicas que nos esperan en el 3º trimestre del embarazo

Como viene siendo habitual entramos en un trimestre nuevo y comienzan de nuevo las rutinas médicas. Este tercer y último trimestre es sin duda en el que más controles y pruebas vamos a tener por la proximidad del parto. Yo empiezo de nuevo con las consultas el día 16 y esto va a ser un no parar hasta que nazca Valeria. En mi vida fui tantas veces al médico!!

En anteriores post os hablé de las pruebas del 1º trimestre y del 2º trimestre. Si te las perdistes puedes volver a leerlas. Ahora vamos a lo que toca que es dar respuesta a ¿Qué pruebas médicas nos esperan en el 3º trimestre de embarazo?

3º tri

Si…10 pruebas nada más y nada menos, pero no os preocupéis que muchas son rutinarias de otros trimestres. Generalmente son las que nos suele hacer la matrona cada vez que vamos a su consulta:

  • Análisis de sangre y orina. Este último control es importante para analizar aspectos como la coagulación de la sangre, para evitar posibles hemorragias en el parto, la toxoplasmosis, los niveles de hierro, los sedimentos de orina, infecciones como el VIH, los niveles de hemoglobina… Son datos que servirán al anestesista para valorar si nos pueden administrar anestesia o no durante el parto.
  • Control de peso. Ya estamos más que habituadas a que la matrona nos pese cada vez que vamos. En este trimestre es cuando más se suele engordar y nos debemos controlar aún más.
  • Control de tensión. Como siempre valorar la tensión para detectar posibles complicaciones como la preclamsia.
  • Medición uterina. Es una rutina más cada vez que vamos a la matrona. Con ella se comprueba el crecimiento del bebé.
  • Visita al dentista. Como cada trimestre, iremos al dentista para valorar el estado de nuestra boca y encías.

Ahora bien… hay una serie de pruebas médicas propias de este trimestre que generalmente se realizan en el hospital y en la consulta del ginecólogx.

  • Ecografía. Se realiza entre la semana 32 y 34. Es la última eco que nos harán en nuestro embarazo antes de ver la carita de nuestro bebitx. Se valoran cuestiones como la colocación del bebé. Lo suyo es que ya vaya adoptando la postura para nacer. También se mira cómo es su tamaño y su peso, su frecuencia cardíaca, el estado del líquido amniótico, el cordón umbilical, la placenta. Como he dicho, si todo está bien será la útima ecografía. En el caso que se detecte algún indicador de riesgo, se valorará realizar alguna más.
  • Exudado Vaginal y Rectal. Entre la semana 35 y 37 (al menos 5 semanas antes del parto, si no deberán repetirnos la prueba) se toma una muestra con un bastoncillo de algodón del flujo vaginal y rectal. El objetivo es detectar la presencia de un germen llamado Estreptococo Beta Hemolítico, que puede estar presente en la vagina de la mujer, pudiendo provocar daños en el bebé en el momento del parto. En el caso de que la prueba nos diera positiva, nos administrarán un antibiótico en el momento en el que el parto se inicie.
  • Monitorización fetal. A partir de la semana 37 nuestro embarazo se considera a término, por lo que nos tocará ir semanalmente a los famosos monitores. Nos pondrán unas cintas por la pancita conectadas a un monitor, con las que se medirá la frecuencia cardíaca del bebé y nuestras contracciones. Es una prueba que suele durar unos 20-30 minutos. Se aconseja tomar algo de dulce antes de hacerla para que el bebé se mueva.
  • Prueba anestesia. Tendremos una consulta con el anestesista en la que valorará nuestro historial clínico, nuestras analíticas… para ver si somos susceptibles de anestesia en el momento del parto. Tendremos que firmar un consentimiento informado de la misma.
  • “Tacto vaginal”. Y he querido dejar esta prueba para la última y además entrecomillarla. Os adelanto que es una prueba a la que personalmente voy a negarme a que me la realicen si no está justificada médicamente (y en la mayoría de las ocasiones no lo está). Aunque también se que mi ginecólogo es bastante respetuoso y no es una práctica que suele realizar, lo que me aporta bastante tranquilidad. Es una prueba que muchxs ginecólogxs realizan de manera rutinaria en las últimas revisiones y en la que aprovechan para hacer la Maniobra de Hamilton, sin que seamos conscientes de ella y se nos informe previamente. Muchas mujeres la describen como “un tacto mucho más doloroso de lo habitual”. Y no es para menos porque lo que nos hacen con esta maniobra es despegarnos las membranas de la bolsa amniótica de la base del útero, provocando así que el parto se desencadene antes. En cuanto a los riesgos que conlleva…
    • Rotura temprana de la bolsa amniótica con el riesgo de infección y probable inducción del parto con oxitocina sintética.
    • Riesgo de Infección, ya que hay una manipulación de la barrera que protege al bebé.
    • Sangrado.
    • Inicio del momento del parto, cuando el bebé aún no estaba preparado para nacer.

Es importante que nos informen verbalmente de que se nos va a realizar esta maniobra y se nos hable de los riesgos y beneficios y solo así poder decidir si queremos que nos la hagan o no.

Si todo marcha bien, a las 37 semanas el bebé se considera a término. Es decir, puede vivir perfectamente fuera del útero sin que necesite ningún cuidado especial. Entre las semanas 37 y 42 las revisiones será más frecuentes y si pasamos de la semana 42 probablemente se nos inducirá el parto, algo de lo que ya os hablaré en otra ocasión.

Hemos de saber que nuestro bebé es el que decide cuando nacer y es la primera lección de sabiduría que nos da. Solo él sabe cuando está preparado. Si se respetan los ritmos y los tiempos de la mujer y del bebé solemos tener partos más rápidos, menos dolorosos y menos mecalizados, pero sobre todo partos más respetuosos. Si todo está bien, no hay necesidad alguna de alterar este proceso natural.

Abrazos amorosos

firma

Anuncios

3 comentarios en “10 pruebas médicas que nos esperan en el 3º trimestre del embarazo

  1. Por aquí la matrona no hace medición del útero aunque estas dos últimas veces sí que busca y se fija para saber en que posición está y si ya va girándose poco a poco (de momento el mío sigue muy cómodo en horizontal). Por lo demás creo que todo igual…el exudado vaginal y rectal me lo tengo que hacer la última semana de Diciembre y espero que salga bien así es algo menos de lo que preocuparse!! En nada tenemos la Eco!!! 🙂
    Un beso!!

    Le gusta a 1 persona

Si te ha gustado la entrada anímate a comentar!! :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s