No me digas que no voy a poder amamantar a mi bebé.

Como sabéis (y si no os lo digo yo), esta semana ha sido la Semana Mundial de la lactancia Materna. Este año el lema es amamantar y trabajar. Tarea ardua donde las haya, porque lamentablemente tenemos unas ridículas bajas de maternidad que nos obligan a separarnos de nuestros bebés a las 16 semanas. Y si decides no hacerlo, es a costa de tu carrera profesional y de que tus ingresos mensuales se vean reducidos. Es incongruente ver como por un lado la OMS te recomienda la lactancia prolongada hasta los dos años, pero luego nos obligan a incorporarnos a nuestros puestos de trabajo a los cuatro meses… Esta es una de las causas, entre otras muchas, de porqué muchas de la lactancias prolongadas resultan fallidas… No es que no podamos amamantar, es que no nos dejan amamantar.

SMLM-2015-600p

No se que me deparará el futuro, no sé como será mi parto, no sé cuanto de colaborador será el equipo médico que me atienda, ni las enfermeras que me acompañen en las primeras horas, no como será mi bebé, no sé como voy a reaccionar ante mi nuevo rol de madre, no sé si voy a estar asustada o voy a estar empoderada, no se si voy a recibir muchos mensajes del tipo “dale un bibe de apoyo que se queda con hambre”  o si por el contrario voy a recibir mensajes de apoyo dándome ánimos para que lo intente, aconsejándome sobre las mejores posturas para el enganche, haciéndome sentir segura de mí misma y diciéndome tu puedes, vienes preparada para ello, adelante!, no sé que pasará a los cuatro meses cuando tenga que reincorporarme a mi puesto de trabajo…no lo sé… lo que si se es que puedo amamantar a mi bebe. Porque se que venimos preparadas para ello, porque nuestros bebés vienen preparadxs para ello… Porque da mucho que pensar que nuestras vecinas las africanas puedan amamantar sin ningún problema, que nuestras abuelas y bisabuelas pudieran amamantar sin ningún problema…. y ahora la mamá que puede amamantar tiene mucha suerte de haberlo logrado ¿qué está pasando?… Quizás es que no tenemos tribu, no tenemos modelos, no tenemos a quien acudir, nos sentimos perdidas, llenas de hormonas explosionando en nuestro interior, inseguras ante nuestra experiencia… y además vivimos en un sistema que no apoya en absoluto la maternidad.

¿Cómo conseguir entonces una lactancia exitosa en medio de esta vorágine? Pues me atrevo a proponer una fórmula que nos puede echar un cable en un momento dado…

 INFORMACIÓN+CONFIANZA (EN UNA MISMA+EN NUESTRO BEBÉ) / CRÍTICAS  X APOYOS =LACTANCIA EXITOSA

Necesitamos  INFORMACIÓN  sobre la lactancia materna, conocer como funcionan nuestros pechos, las hormonas que intervienen, como es la producción de la leche, la composición de la leche, las mejores posturas para favorecer el enganche, la frecuencia de las tomas, los principales problemas que pueden surgir y como atajarlos… en definitiva enfrentarnos a la lactancia con una mochila de conocimientos a nuestras espaldas, para saber qué nos está ocurriendo en cada momento, porqué nos pasa tal y tal cosa. El embarazo puede ser un buen momento para adquirir esta información pues después tendremos menos tiempo para hacerlo.

Esta información nos dará una mayor CONFIANZA, tanto en nosotras mismas, como en nuestro bebé. Si nosotras tenemos la información sabremos qué ocurre en cada momento y como afrontar cada situación. Además si confiamos en nuestro bebé, en que sabe hacerlo, en que controla cuanto necesita comer… tendremos un paso ganado para afrontar muchas de las CRÍTICAS ( o consejos) que nos dan ( no dudo que con la mejor de las intenciones) las abuelas, tías, primas, vecinas y señoras que nos encontramos en la cola del super sobre cómo alimentar a nuestro bebé. Porque en los últimos tiempos apenas nadie logra una lactancia prolongada, pero todo el mundo opina sobre ella y se cree expertx en el tema…

En lugar de tantas críticas, las mujeres deberíamos recibir más APOYOS, primeramente de nuestras matronas y pediatras, dándonos información veraz y actualizada sobre el tema, al margen de opiniones personales que puedan tener. Una bata blanca tiene mucho peso para una mamá primeriza y son los primeros responsables en que una lactancia sea exitosa o fracase. Apoyo de nuestro entorno: pareja, madre, suegra, hermanas… confiando en lo que hacemos sin entrar en juicios ni críticas (o consejos) que nos hacen sentir inseguras. Y colaborando en otras tareas en las que también son útiles: comidas, lavadoras… Y por último y no menos importante, siempre podremos recurrir a los grupos de apoyo a la lactancia más cercanos. En ellos podremos sentirnos escuchadas, valoradas y apoyadas por otras mujeres que ya han pasado por lo mismo. Os dejo un enlace donde podéis consultar vuestro grupo de apoyo más cercano.

http://www.fedalma.org/grupos.php

¿Que fácil verdad? Aplicar una formulita y todo listo… Noo! No vivo en los mundos de yupi. Se que cuando nazca el bebé no va a ser todo perfecto. Que la frase “Los primeros meses son jodidos” me la se de memoria y la tengo más que asumida. Se que no va a ser llegar y ala!! lactancia instaurada, engache perfecto… no…. se que puede haber muchas complicaciones, pueden surgir muchas cosas que ahora mismo ni siquiera imagino… pero tengo el convencimiendo de que mis pechos han sido creados para amamantar, no solo para ponérmelos morenitos en verano, que su principal función es proporcionar alimento a mi bebé y que al igual que no pongo en duda que mi nariz sabe respirar o mi ojos saben ver, no voy a poder en duda que mis pechos saben alimentar. Y si surge algún problema trataré de solucionarlo porque me indica que algo no va bien… pero no me digas que quizás no pueda amamantar a mi bebé porque eso es como decirme que quizás mi corazón no pueda latir.

Y si por circunstancias de la vida no puedo amamantar… no será porque mis pechos no puedan hacerlo ni porque mi bebé no sepa alimentarse de ellos… será porque vivimos en un sistema de mierda que no apoya a las mujeres que quieren amamantar, pero que al mismo tiempo las hace sentir culpables si no lo consiguen…

¿Como fue vuestra experiencia con la lactancia materna?

Abrazos amorosos

firma

Anuncios

3 comentarios en “No me digas que no voy a poder amamantar a mi bebé.

  1. En nuestro caso todo estaba en contra desde el principio, pero nomiba a permitir que nada acabara con no de los sueños de mi vida, así que luché por conseguirlo y ahí vamos, 3 años y medio de existosa lactancia. En cuanto al trabajo, tuve que pedir excedencia de 3 años, ahora me cumple en septiembre ya veremos lo que pasa. Es una pena que no nos lo pongan más fácil.

    Besosss

    Me gusta

Si te ha gustado la entrada anímate a comentar!! :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s